Los jovénes prefieren abrumadoramente la opción de la propiedad a la del alquiler

El 78,9% se decanta por independizarse en una casa propia y el 16,7% arrendando. Tan sólo el 45,6% ha abandonado la vivienda familiar.
La cultura de la propiedad sigue ganando 'por goleada' a la opción del alquiler entre entre los jóvenes. Según el estudio sobre 'Jóvenes y emancipación en España', realizado por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) y la Obra Social Caja Madrid, hasta el 78,9% de los jóvenes que viven con sus padres prefiere una casa en propiedad, mientras que el 16,7 que optaría por el arrendamiento.
Al margen de esta predilección, el gran dato que se extrae de este informe es que sólo el 45,6% de los jóvenes españoles de entre 18 y 34 años se ha emancipado. Un porcentaje que se debe en parte a la difícil coyuntura económica, pero también a otras razones culturales que les llevan a anteponer la calidad de vida que tienen con sus padres a la independencia.
La segunda variable es el precio de la vivienda, que en la última década ha subido muy por encima de su valor real. Una realidad que ha producido que la adquisición de una vivienda implique una capacidad de endeudamiento por encima de lo posible.
Tampoco el alquiler parece ser una alternativa fácil ya que los jóvenes que trabajan, según el estudio, tienen que dedicar una media del 42% de su sueldo para poder alquilar una casa y sólo el 55% de éstos pueden hacer frente a todos sus gastos.
De este modo, el estudio destaca que los jóvenes lo tienen complicado para emanciparse, máxime cuando sólo el 21,5% de los que tienen entre 15 y 29 años tiene autonomía económica plena; el 29,1%, autonomía parcial; el 14,6%, dependencia parcial; y el resto, el 34,8%, son totalmente dependientes.
Este análisis realizado por varios especialistas, entre ellos el coordinador del estudio Eusebio Megías, ha constatado que los jóvenes españoles son los europeos que tardan más en emanciparse, pues la edad media a la que se van de casa se sitúa ya en torno a los 29 años. Las que más se atreven a hacerlo son las mujeres, un 51,1% del porcentaje total de los jóvenes emancipados.
Pero la mitad de los jóvenes de entre 18 y 34 años todavía no ha dado el paso de vivir por su cuenta y el primer condicionante lo encuentran en el paro juvenil, que alcanza un 52,1%, cuando en Alemania no llega al 8%.
Pero además en esta tardía emancipación también pesan las características culturales propias del país, en el que prima un modelo tradicional familiar y este proceso de dejar el hogar no se produce al margen de la familia, sino que tiende a producirse en el seno de la misma. Los padres piensan que los hijos no se tienen que ir de cualquier manera, y los jóvenes que para qué abandonar la casa de sus padres si es para perder calidad de vida, según ha subrayado Megías.
La emancipación tiende a producirse en complicidad con la familia, con la que comparte criterios, la que le ayuda en las estrategias y que es garante de estabilidad. "Los jóvenes han madurado en una serie de cuestiones, como qué quieren hacer en su vida, pero sin embargo se observa una infantilización y una falta de madurez en cuanto a la asunción de responsabilidades".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 10 pasos para vender tu casa mejor.

Aquí tienes el Programa de Fiestas del Pilar 2.018

Las compraventas de vivienda en Aragón en máximos históricos.