¿Por qué contratar un agente inmobiliario?

Una de las grandes cuestiones que un vendedor se plantea a la hora de vender su piso es contar o no con un agente inmobiliario. Es evidente que el proceso de venta puede ser llevado a cabo sin la ayuda de un profesional, pero existen ciertos riesgos a los que el vendedor tendrá que hacer frente.

Si ponemos un cartel en la vivienda empezaremos a tener llamadas de personas interesadas. En ese caso nadie filtrará esas llamadas, no habrá un proceso de cualificación de los clientes potenciales, es decir, tendrá que recibir y perder su tiempo a cualquier persona que contacte con el propietario, independientemente de su interés real en el inmueble o de su capacidad real de compra.
Lo mismo ocurrirá si introduce su propiedad en cualquier portal inmobiliario, recibirá llamadas y contactos para visitar su casa, sin ningún tipo de filtro ni cualificación de los potenciales clientes.
Tendrá que elaborar su propio estudio de mercado para establecer objetivamente un precio atractivo y razonable de su vivienda con respecto a las demás que ofrece el mercado. Deberá superar las cuestiones emocionales respecto a este tema, estableciendo un precio de oferta que el mercado acepte para que la vivienda se venda lo más rápidamente posible. Acertar en este punto es crucial para evitar que su propiedad desaproveche el efecto novedad o que pierda dinero por no establecer un precio adecuado.
La elaboración de un plan de marketing específico para la venta de su vivienda mejorará muchísimo su posibilidad de venta. No basta con colgar un cartel en la propiedad o publicitarla en los portales inmobiliarios. Darle la mayor difusión posible, a través de redes sociales, hacerla destacar por encima de las demás propiedades.
Recuerde que tendrá que llevar personalmente las negociaciones con los clientes. La negociación es un arte del cual no todos participamos, y menos cuando nos jugamos mucho en ella a un nivel personal.
Los aspectos jurídicos son realmente importantes a la hora de realizar la operación si no queremos tener sorpresas en el momento de la firma.
En definitiva, usted puede elegir entre realizar todo esto usted mismo, o confiar en un agente inmobiliario para que le asesore convenientemente en el proceso de venta de su propiedad, de la misma manera que puede usted mismo hacerle la revisión al coche o tratar de arreglar las cañerías en casa. Usted elige hacerlo usted mismo o confiar en un profesional, los resultados hablan por si mismos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué es una transferencia OMF?

Los 10 pasos para vender tu casa mejor.

Aquí tienes el Programa de Fiestas del Pilar 2.018