LA DOBLE LECTURA DE UNO DE LOS INDICADORES CLAVE EN EL MERCADO INMOBILIARIO.

En Aragón los resultados son bastante claros, pero las perspectivas no. Todo dependerá de las decisiones adoptadas.

Venimos insistiendo en el seguimiento de dos importantes variables para adelantarse a un posible cambio de ciclo: el número interanual de compraventas de vivienda y la tasa de desempleo.
Esta última semana hemos tenido publicación de resultados de esta última, la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada por el Instituto Nacional de Estadística.


Los resultados, tanto a nivel nacional como autonómico, siguen mostrando una continuidad en la mejora de los datos de empleo, tanto en el número de ocupados como en la tasa de paro.
Sin embargo, estas mejoras se están ralentizando con respecto a las producidas a lo largo de los últimos años de mejora, por lo que surge la duda de si nos estamos acercando a un nuevo cambio de ciclo.
En Aragón la tasa de desempleo se ha mantenido por debajo del 10%, con un 9,88%, ligeramente por debajo del 9,97% del segundo trimestre. Por su parte, el número de ocupados ha sido de 580.100 frente a los 577.100 del segundo trimestre.
En consecuencia, se ha incrementado el número de ocupados y descendido la tasa de paro.
Sin embargo, estas mejoras, como se ha indicado, son mucho más débiles que las alcanzadas en la mayor parte de trimestres de años anteriores. Por tanto, ¿podemos encontrarnos en los últimos “coletazos” en la mejora de la actividad laboral?
A nuestro entender, de no producirse un intenso cambio en las medidas anunciadas por el ejecutivo nacional con respecto a las modificaciones fiscales y laborales, nos encontramos en los últimos márgenes de mejora del empleo y, con ello, en un escenario de previsible reducción de la mejora de la actividad inmobiliaria.
No debe olvidarse que cuando la actividad inmobiliaria desciende, la recaudación fiscal también lo hace y es cuando se producen los mayores desfases presupuestarios en las Administraciones Públicas. La “falta de cariño” del sector publico hacia el sector inmobiliario suele pagarse muy caro.
En todo caso, todavía se está a tiempo de buscar medidas de reactivación económica, que permitan seguir creciendo la actividad económica, el empleo, la actividad inmobiliaria, la recaudación… Si por el contrario se opta por el incremento de la carga fiscal y de los costes laborales, la contratación se reducirá, la tasa de paro se incrementará, las compraventas de vivienda caerán, la recaudación de las administraciones públicas descenderá y el desfase presupuestario ascenderá.
Esta realidad no es nueva, ya se ha vivido, simplemente es necesario recordarla y no volver a caer en los mismos errores.
Por nuestra parte, dado el escenario fiscal y presupuestario, las perspectivas de mercado inmobiliario pasan de positivas a estables y mucho nos tememos, que a corto plazo puedan incluso derivar en un escenario negativo. En todo caso, como hemos indicado, todavía estamos a tiempo de no volver a cometer los mismos errores.

Fuente: miaragon.es

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 10 pasos para vender tu casa mejor.

Aquí tienes el Programa de Fiestas del Pilar 2.018

¿Qué es una transferencia OMF?