El Congreso avala el decreto que hace pagar a la banca el impuesto de la hipoteca

El Congreso ha convalidado este jueves el Real Decreto Ley que modifica la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP-AJD) para que lo pague la banca cuando afecta a las hipotecas, aunque será tramitado como proyecto de Ley para recibir enmiendas.
El Pleno del Congreso ha respaldado la norma con 205 votos a favor (PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos, ERC, Compromís, PDeCAT, Foro Asturias y UPN, entre otros) y 137 abstenciones (PP, PNV y EH Bildu), mientras que casi todos los diputados han aprobado que la Ley reciba enmiendas en su trámite parlamentario.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asegurado que el Gobierno estará “vigilante” para que las entidades financieras no acaben repercutiendo en el cliente este impuesto a la hora de conceder hipotecas. Así ha apelado “a la responsabilidad del sector financiero”, a la competitividad y al “libre mercado” en el que opera el sector, y también a la autoridad de protección que pondrá en marcha el Ministerio de Economía y Empresa para evitar cláusulas abusivas en los contratos.
¿Qué es el AJD, el impuesto de las hipotecas que provocó un terremoto en el Supremo?
El impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) ha generado un terremoto en el Tribunal Supremo y entre los consumidores. La sentencia que el pasado 18 de octubre decía que eran los bancos y no el cliente quien paga este impuesto de las hipotecas, contraviniendo lo que se dictaba hasta ese día, se puso en suspenso y desde hoy se revisa en un pleno de la instancia.
El AJD oscila entre el 0,5% y el 1,5% sobre la responsabilidad hipotecaria (que incluye el préstamo, intereses y gastos y supone en total 1,5 veces el crédito) en función de la autonomía en la que se firme el crédito. Se calcula que de media se pagan unos 3.000 euros por este concepto.
Es el que mayor desembolso supone en la firma de una hipoteca, ya que incluso puede superar a todo el resto de gastos. el impuesto supone el 70% de los gastos de constitución de una hipoteca, que también engloban el coste de notaría, registro, tasación y gestoría.
Así, aplican un 1,5% Andalucía, Aragón, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Catalunya, Galicia y Murcia; un 1,25% Castilla-La Mancha; el 1,2% Asturias, Baleares y Extremadura; el 1% Canarias, Cantabria y La Rioja; el 0,75% en Madrid; y el 0,50% en Ceuta, Melilla, Navarra y el País Vasco.

Los españoles pierden en la comparativa con Europa

España es el país con el impuesto por la firma de hipotecas más alto de toda la UE, por encima de Francia (0,05%), Italia (0,25%) o Portugal (0,6%), donde también existe este tributo y es el cliente el que lo paga. Hay otros países como Alemania, Reino Unido y Holanda en los que ni siquiera existe este gravamen.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aquí tienes el Programa de Fiestas del Pilar 2.018

Las compraventas de vivienda en Aragón en máximos históricos.

¿Qué es una transferencia OMF?